Nuestros Post

Lactancia Materna

2

Articulo Publicado Por Banmédica Con fecha 08/04/2013

Beneficios de la lactancia materna

La Dra. Paula Gajardo, médico coordinador de la UCI Neonatológica de la Clínica Ciudad del Mar, destaca cinco beneficios de la leche materna: 

  1. La leche materna contiene elementos inmunológicos como la lactoferrina, inmunoglobulinas, lisozima y células linfocíticas, que permiten al niño defenderse de agentes patógenos medioambientales. 
  2. Los niños que han amamantado tienen una menor incidencia de enfermedades respiratorias (neumonía y otitis media), enfermedades infecciosas gastrointestinales y enfermedades alérgicas (asma y dermatitis atópica).
  3. Promueve el establecimiento de un vínculo seguro, reduce la incidencia de muerte súbita y favorece el desarrollo cognitivo y motor. 
  4. La lactancia materna tiene una positiva injerencia en la salud adulta del niño. Se ha demostrado que reduce la incidencia de enfermedad celíaca, la enfermedad crónica intestinal que conduce a mal absorción de los alimentos y diarrea crónica. Adicionalmente, se ha comprobado que causa una disminución del riesgo de obesidad y de diabetes tipo 2 del orden de un 30% y 40% respectivamente.
  5. La madre también se ve beneficiada, ya que permite espaciar los embarazos gracias a la amenorrea postparto y reduce la frecuencia de depresión postparto. A largo plazo reduce la incidencia de artritis reumatoide, hipertensión arterial, hiperlipemia, diabetes y enfermedad cardiovascular.


Cómo conseguir una lactancia buena y duradera 

  • El estímulo más poderoso para la producción láctea es la succión del niño. La existencia de una adecuada frecuencia de succión permite la mantención de un volumen lácteo adecuado a las necesidades del niño.
  • Frente al mito de que existen madres que producen mejor y más cantidad de leche que otras, los especialistas aclaran que las variaciones tienen relación con la proporción y composición lipídica y ésta se relaciona con la alimentación que las madres reciben. Es así como se promueve el consumo de aceites omega 3, presentes en el atún o el salmón (al menos dos porciones semanales).
  • Se promueve además que las madres aumenten levemente sus raciones alimentarias para suplir los aumentados requerimientos nutricionales a los que se exponen durante la lactancia materna. Esta dieta debe ser balanceada. Consejos prácticos para una adecuada lactancia.
  • Poner al recién nacido a amamantar dentro de la primera media hora de vida.
  • Ofrecer sólo leche materna hasta el establecimiento de una adecuada lactancia materna.
  • No ofrecer chupetes de entretención hasta después de la tercera o cuarta semana de vida y siempre con la postura de espaldas al dormir.
  • Ofrecer pecho a libre demanda en los primeros meses de vida.
  • Alimentar al niño en un ambiente confortable y grato.