Nuestros Post

La importancia de una colación saludable en la edad escolar

268

Articulo Publicado Por Banmédica Con fecha 01/03/2017

Según datos del Ministerio de Salud, en Chile 3 de cada 10 niños sufren de obesidad, por lo que el hecho de enviar colaciones saludables al colegio es cada vez más importante. 

Una buena colación aporta vitaminas, minerales, proteínas y calorías necesarias para el buen crecimiento de los niños. En este sentido, Ximena Inostroza, nutricionista de Clínica Santa María, explica que la colación es importante porque aporta energía y nutrientes para mantenerse activos durante la mañana: “Dado que la jornada escolar es larga y los niños están despiertos desde tan temprano, se genera un periodo de ayuno muy extenso que hace insuficiente para un niño cumplir sus requerimientos, por ello se intenta fraccionar más los tiempos de comida”, señala.

En relación a qué tipos de alimentos se deben considerar en la colación de un niño, la especialista indica que idealmente, “los niños deben llevar como colación fruta (picada o entera, dependiendo de la edad), agua o jugo sin azúcar, independiente de su estado nutricional, puesto que el azúcar no es un nutriente”.

Otros alimentos idóneos son los lácteos, de preferencia descremados o semidescremados, o los sándwiches pequeños en pan molde (ojalá integral) con agregados como palta, quesillo o queso fresco, jamón de pavo o jamón pierna, que tienen menor aporte de grasa. La nutricionista añade que “los frutos secos en porciones pequeñas y los queques caseros son también buenas alternativas”.

Como hay alimentos que deben estar siempre incluidos en una colación, también existen aquellos que tienen que quedar fuera, debido a que no aportan nutrientes importantes para el desarrollo de los niños. En ese grupo se encuentran los procesados ricos en azúcar, sal, y grasas trans, tales como las papas fritas, ramitas, nachos y galletas saladas, todos con mucha sal y grasa. “Tampoco se deberían enviar al colegio como colación alimentos como galletas dulces en bolsita, sobre todo las que tienen cobertura de chocolate o relleno”, enfatiza la nutricionista.

Hábitos saludables en la edad escolar

A continuación, Ximena Inostroza entrega algunas recomendaciones de hábitos saludables para los niños en edad escolar:

  • Preferir siempre los alimentos caseros y evitar los elaborados. 
  • Tener horarios de alimentación y que al menos una comida se realice en familia. 
  • Incluir porciones de alimentos según la edad y desarrollo, como por ejemplo, 3 porciones de lácteos descremados y 3 frutas al día. 
  • Incorporar ensaladas frescas y/o cocidas al almuerzo y cena. 
  • Dar variedad a la dieta incluyendo 1-2 veces por semana legumbres. 
  • Incluir pescados. 
  • Considerar que la alimentación saludable es para todo el grupo familiar, no solo para algunos. 
  • Realizar actividad física intensa al menos 3 veces por semana. 

Cómo fomentar los buenos hábitos

Para la nutricionista, las colaciones son entretenidas si se generan patrones saludables desde un comienzo y si los padres realizan un cambio de hábito en los niños. En este sentido, su recomendación es que “si toda la familia come bien y se generan buenas costumbres en los niños desde pequeños, alimentarse bien no será aburrido para ellos”.

Respecto a esto mismo, añade que “lo mejor es no relacionar lo saludable a lo aburrido. Se deben generar mecanismos para incentivarlos, como por ejemplo darles un premio, que puede ser un juguete sencillo, una salida al teatro, al cine, etc. Eso sí, los premios nunca deben ser comidas ni menos golosinas”.