Nuestros Post

Conocimiento y prevención ante el cáncer de piel

130

Articulo Publicado Por Banmédica Con fecha 05/12/2014

Llega la temporada de calor y con ella la mayor exposición directa de la piel a los rayos solares. Si bien las actividades al aire libre son muy positivas para la salud, el agujero en la capa de ozono aumenta la radiación solar que produce efectos nocivos en la dermis.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al año se diagnostican entre dos y tres millones de pacientes con cáncer de piel. Además, recientes estudios de Red Salud UC dicen que en los últimos 15 años en Chile han fallecido más de 3.500 personas debido a esta enfermedad.

Para que puedas disfrutar del sol sin peligro, la doctora Leticia Borquez, dermatóloga de la Clínica Bicentenario, explica los detalles de esta enfermedad y las formas de evitarla.

¿Qué es el cáncer de piel y cómo se genera?

Es un crecimiento anormal, desorganizado, acelerado e independiente de células que pertenecen a la piel. Los más comunes son el basocelular, espinocelular y melanoma. Esta enfermedad se produce ya sea por predisposición genética (herencia), como por exposición a radiación UV excesiva (muchas horas al sol, insolaciones, exceso de solarium, etc.).

¿Cuáles son sus síntomas?

Hay que recordar el ABCD de los lunares:

  • A: asimétrico 
  • B: bordes irregulares 
  • C: 2 o más colores 
  • D: diámetro mayor a seis milímetros

En caso de existir cualquier cambio, se debe asistir inmediatamente al dermatólogo.

¿Cuál es el tratamiento a seguir en caso de cáncer o sospecha de éste?

Los tratamientos van desde extirpación quirúrgica con ciertos márgenes oncológicos, hasta la resección de los ganglios comprometidos, según el tipo de cáncer y estadio de la enfermedad. La mayoría de las veces es suficiente con la extirpación de la lesión y control posterior periódico.

Hay muchas formas de evitar esta enfermedad. Según la doctora Borquez, lo principal es recordar el ABCD, hacer un autoexamen periódico, controlar los lunares una vez al año con dermatólogo y acudir ante cualquier cambio de éstos.

Es fundamental evitar la exposición solar entre las 11:00 y 16:00 horas, buscar sombras cuando se camina por la calle y usar ropa protectora (ideal con filtro UV). Los sombreros son muy útiles tanto para hombres (sobretodo los calvos) y mujeres. El filtro solar debe ser 30+ o mayor y ser aplicado cada tres horas, además de reaplicar en caso de sudoración o baño.

El cuidado desde la infancia es muy importante. A lactantes menores de 6 meses se recomienda no exponerlos al sol, ya que el uso de protectores solares no es aconsejable. Entre los 6 meses y 5 años de edad, se sugiere ponerles ropa especial con filtro UV y usar una "pantalla solar" (protectores minerales).

Todas estas precauciones deben tomarse durante todos los días, sobre todo en aquellos en que la radiación solar está en niveles peligrosos. La piel es el órgano más extenso del cuerpo, por lo tanto, hay que cuidarla tanto como el corazón o el cerebro.